martes, 13 de enero de 2009

El paso al paraiso

2 comentarios:

Quacking-pingüino dijo...

No sé por qué estoy empeñado en pensar que eso es Roma. El ciprés, árbol mediterráneo injustamente asociado a la muerte.

Son agujas que recuerdan que hay que mirar al cielo.

Saludos!

einsamezecke dijo...

Es Florencia.
El ciprés se asociaba en la antigüedad a Plutón, el rey del inframundo, por eso su relación con la muerte.
Pero al ser de hoja perenne y tener propiedades medicinales deberíamos relacionarlo mejor con la vida; y cómo tu dices, una saeta al cielo.